A la hora de comprar un palet, hay que tener en cuenta el producto que se quiere almacenar, las medidas que son necesarias y por supuesto, el uso que se le va a dar al mismo.

Palets para exportar

Cuando vas a exportar tus productos es importante saber que los palets de madera con normativa NIMF15/ISPM15 son aquellos que cumplen con las medidas fitosanitarias necesarias para poder exportar fuera de la Unión Europea. Además, también son importante las dimensiones del palet porque los que más se ajustan al transporte son los de tamaño 1200x800 mm ya que encajan perfectamente en las medidas de los contenedores. No obstante, las exigencias mínimas son para el tratamiento térmico, no para las dimensiones del palet, ni para el material del que están hechos.

Palets para industria química

Existen varios tipos de palets que se utilizan en la industria química, por un lado, los conocidos como palets CP, los cuales por su estructura, hacen más fácil el almacenaje de productos químicos ya que suelen venderse en bidones, cisternas, etc. Otros modelos de palets para esta industria son los palets de retención y/o bandejas antigoteo que son de plástico y ayudan a no verter líquidos fuera de la plataforma.

Palets para alimentación

Los palets más utilizados en la industria alimentaria son los palets de plástico, en especial los conocidos como higiénicos, ya que por su material y su superficie lisa permiten un perfecto lavado y un rápido secado para un transporte limpio de los alimentos. Además de encontrarlos en varios tamaños, existe la posibilidad de equiparlos con apoyos antideslizantes.

Palets para muebles

De un tiempo a esta parte existe la moda o tendencia de hacer muebles con palets. Para ello es necesario lijar y pintar o barnizar los palets por lo que se suelen utilizar los palets europeos, bien sean nuevos o usados. Este tipo de palet ofrece una buena resistencia, por lo que la estructura del mueble es fuerte